jueves, 5 de marzo de 2009

ACEITES AROMATIZADOS


EL ACEITE DE OLIVA


El aceite de oliva se extrae de la aceituna (Olea Europea), que es el fruto del olivo. La composición de este fruto en el momento de la recolección es muy variable, dependiendo de la variedad de aceitunas, del suelo, del clima y del cultivo.
Todas las variedades de olivas producen excelentes aceites vírgenes -cada uno con sus características particulares- siempre y cuando las aceitunas estén sanas, se molturen el mismo día de la recolección y el aceite se almacene de forma apropiada.
Históricamente se conoce el uso del aceite desde la edad del cobre 4000 años A.C con diversos fines. Entre otros, el aceite se ha utilizado para alumbrar, ya los griegos y romanos además lo utilizaban con fines cosméticos y medicinales.
Entre los siglos I y III D.C. está datado el uso del aceite de oliva en la cocina romana, para freír, como excipiente en la preparación de infinidad de rellenos, en pasteles, empanadas, guisos y también adornando con un hilo la terminación final de un plato, o dejando caer unas gotas sobre una preparación para conseguir un “acabado perfecto”, brillante y apetecible al más puro estilo de la gastronomía del siglo XXI.
Hoy día la “Dieta Mediterránea” que combina alimentos como son cereales, verduras, hortalizas, legumbres, y por supuesto, el aceite de oliva. Es considerada y reconocida como “cardiosaludable” y preventiva de numerosas enfermedades.
La nueva gastronomía dirigida a la búsqueda de texturas y combinación de aromas, con el fin de deleitar los paladares más exigentes sin olvidar además, el valor de la calidad y los productos saludables, no se plantea la utilización de otro tipo de aceite distinto al Virgen Extra.
Hoy día, el aceite de oliva en la cocina se usa para aliñar por ejemplo las ensaladas, para emulsionar por ejemplo en la elaboración de mayonesas , para freír, para saltear, etc
Para saber más sobre el aceite de oliva visita esta página: www.aceitedeoliva.com
Si bien hay diferentes clases de aceites de oliva según el tipo de palto que deseemos realizar o el toque que queramos darle, yo os propongo que preparéis vuestros propios aceites aromatizados. Porque el aceite de oliva virgen, usado crudo, puede enriquecerse con un gusto particular empleando diversos condimentos.


ACEITES AROMATIZADOS

Los aceites aromatizados pueden sorprender tanto como el mejor guiso del mundo. Un buen aceite de oliva que permanece el tiempo y a la temperatura necesaria con un ingrediente que le proporcione aroma y sabor, puede elevar el valor culinario de cualquier plato.
Para aromatizar un aceite de oliva basta con dejar macerar en él los ingredientes entre una y cuatro semanas. La mezcla se conservará varios meses.
Te propongo algunas recetas de aceites aromatizados


RECETAS DE ACEITES AROMATIZADOS
Aceite de romero:
Ingredientes:
Unas ramitas de romero fresco.
Un ajo.
Unas bolitas de pimienta negra.
Aceite de oliva.
Aceite de pimientas y hierbas:
Exquisito para arroz, ensaladas y carnes
Ingredientes:
1 Cucharada sopera de pimienta en grano (negra, blanca, verde y rosa),
Una ramita de romero
1 Hoja de laurel
3/4 de litro de aceite de oliva
Aceite de Trufa Blanca:
Ideal para ensaladas, pasta y pescados braseados o sólo con pan.
Ingredientes:
1 /2 trufa blanca
3/ 4 de aceite de oliva.
Aceite de Tomate y Berenjena
Estupendo para pasta y ensaladas
Ingredientes:
4 tiras de tomate seco,
1 rodaja de berenjena,
3 rodajas de calabacín,
1 tira de pimiento rojo,
1 rama de orégano fresco para
3 /4 de litro de aceite de oliva.
Aceite de Vegetales
Muy sabroso para pasta, arroz, verduras y pescado.
Ingredientes:
2 espárragos verdes,
5 ajos pelados,
1 corteza fina de limón,
1 rama de albahaca fresca
Salvia
3 /4 de litro de aceite de oliva.
Aceite de guindillas y laurel.
Indicado para pizza.
Ingredientes:
8 guindillas
2 hojas de laurel
3 /4 de litro de aceite de oliva.
Aceite de canela y jengibre
Ideal para pescado crudo estilo japonés
Ingredientes:
1 ramita de canela
6 trozos de jengibre
3 /4 de aceite de oliva.
Salmoriglio (Cocina italiana)
Indicado para carnes y pescados
Ingredientes:
¾ de litro de aceite de oliva
2 limones.
½ vaso de agua caliente.
Perejil
1 diente de ajo
Sal
Pimienta
Orégano
Verter en un cuenco el Aceite de Oliva Virgen Extra y batir añadiendo medio vaso de agua caliente, el zumo de dos limones, alguna hoja de perejil desmenuzado, un diente de ajo, una pizca de sal, pimienta y orégano. Calentar la salsa al baño maría antes de usarla.
Aceite al Mirto (Cocina italiana)
Sabe mejor si se sirve caliente, con carnes de sabor robusto como el cordero, el cerdo y la caza
Ingredientes:
Unas ramitas de mirto, lavadas y secadas.
Aceite de aceite de oliva.
Aceite a la menta
Ingredientes:
200 gr aceite de oliva.
Una ramita de menta fresca.
Un tallo de cebolleta.
Algunos granos de pimienta negra y de pimienta verde
Dejar reposar durante una semana, luego filtrar.
Aceite de albahaca.
Ingredientes:
200 gr aceite de oliva.
Una flor y tres hojas de albahaca.
Opcional dos dientes de ajo.
Dejar reposar una semana, luego filtrar.
Aceite al pimentón
Ingredientes:
Un litro de aceite de oliva.
5 pimentones (pimientos secos de los que se utilizan en la fabricación del pimentón) troceados.
Dejar reposar durante 45 días, luego filtrar.

Aceite al ajo
Se utiliza para sazonar primeros platos, o bien carnes asadas o a la parrilla y para tostadas.
Ingredientes:
Un litro de aceite de oliva
Una cabeza de ajos frescos.
Aceite al limón o a la naranja:
Ideal para sazonar ensaladas y pescado.
Ingredientes:
Un limón o una naranja bien lavados y pelados
Un litro de aceite de oliva.
Aceite al limón (otra preparación):
Ingredientes:
Rodajas de limón
Sal fina.
aceite de oliva.
Corta un limón a rodajas, extiéndelas en un plato y espolvoréales un poco de sal fina.
Deja el plato una media hora reposando y a continuación recoge el jugo que han soltado las rodajas de limón y lo introduces en la botella en la que vas a preparar la maceración. Introduce también las rodajas de limón y rellena con aceite de oliva. La maceración debe durar unos 40 días aproximadamente.
Aceite picante:
Ingredientes:
Dos dientes de ajo pelados
Ocho guindillas secas.
Aceite de oliva.

Aceites de frutos secos y semillas
Los frutos secos y semillas contienen grasas de las que se elabora aceite, como puede ser el aceite de sésamo, el aceite de nuez, el aceite de avellana o el aceite de piñón entre muchos otros. Estos aceites del propio fruto o semilla son aceites muy concentrados que nos permitirán elaborar un aceite aromático de más calidad añadiendo unas gotas al aceite de oliva.

Aceite de cebollino.
Se pueden hacer al instante y además nos sirve como elemento decorativo a la hora de presentar el plato.
Batir el cebollino picado con el aceite de oliva
CONSEJOS:
 
Cuida de no mezclar demasiados ingredientes que enmascaren los sabores primarios del plato.
Como norma general los aceites picantes, resultan ideales para ensaladas, aperitivos, pescados, pizzas…

No es recomendable calentar el aceite para aromatizarlo, ya que es muy probable que supere la temperatura adecuada.

Las hierbas frescas y las especias son los principales ingredientes a utilizar a la hora de aromatizar un buen aceite, romero, tomillo, albahaca, orégano, cebollino, cilantro, guindillas, pimienta, clavo, cardamomo… Pero también son deliciosos los aceites aromáticos con cítricos como el limón y en combinación con alguna especia, sin obviar los de semillas y frutos secos.

El aceite de oliva virgen extra es estupendo para aromatizar, de la calidad del aceite que usemos dependerá el resultado de nuestra preparación, va en gustos utilizar aceites más suaves o más intensos.

Me encantará conocer los aceites aromáticos que tú elaboras, seguro que tienes un aceite especial con el que dar el toque estrella a muchos de tus platos.

Con el aceite aromatizado obtendremos un gran sabor en platos como las ensaladas o cualquier tipo de marisco. También se pueden aromatizar los vinagres, e incluso la sal dándoles así un sabor original. Estos serán objeto de otro post.